EL FIN DE LAS TARJETAS SIM



Desde hace muchos años se habla de la posible desaparición de la tarjeta SIM física. El principio básico es simple, se sustituye el chip extraíble por un chip integrado en el terminal.

Durante el próximo Mobile World Congress, que se celebra en Barcelona, el GSMA, el organismo regulador de telecomunicaciones ofrecerá todos los detalles tanto a operadores como a fabricantes de teléfonos, los cuales son los realmente interesados en este nuevo avance.

La compañía Apple ya hizo una prueba parecida, usando una tarjeta SIM en blanco. La cual permite seleccionar el operador desde el mismo dispositivo, incluso de distintos países. Eligiendo la tarifa que más nos convenga en cada momento.

La propuesta de la GSMA se efectuaría en dos fases. Primeramente los tablets, relojes inteligentes, coches o incluso sensores con capacidad de conexión. La segunda fase, que se retrasa hasta finales de verano.

Esta nueva eSIM permitirá almacenar diferentes perfiles de diversos operadores, pero solamente uno se podrá tener activo. Este método permitirá hacer cambios de operador casi de manera instantánea. También permitirá rebajar costes de roaming ya que podremos seleccionar cualquier operador de cualquier país.

Los más reacios a este nuevo cambio son las propias operadoras dominantes en el mercado, ya que este nuevo salto tecnológico permitirá hacer cambios de operador de una forma más rápida y con menos costes. Por lo que perder y ganar clientes será mucho más fácil.